A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
Beneficios de la Leche Vegetal
Frente a los lácteos animales provenientes fundamentalmente de vacas y cabras, la leche derivada de fuentes vegetales posee beneficios mucho más saludables. Hablamos de leche de soja, arroz, almendra, centeno, quinoa, avena, horchata, altramuz, cacahuete, coco e incluso guisantes. Leches asimilables, digestivas y con un alto valor nutricional.

Las bebidas vegetales blancas son ricas en vitaminas y sales minerales. Contienen grasas insaturadas, más beneficiosas para la salud que las grasas saturadas contenidas en la leche de origen animal. Mientras que la leche de vaca contiene 21 mg de colesterol por cada porción de 250 ml, la mayoría de las bebidas vegetales blancas no contienen nada de colesterol ni de grasas saturadas. Suelen ser una buena alternativa para aquellas personas que no pueden o no quieren consumir lácteos. Los especialistas desaconsejan dar este tipo de alimentos a los bebés como substituto de la leche porque puede generar carencias en proteínas animales y aminoácidos así como desarrollar determinadas alergias y un consumo excesivo de glúcidos.

Leche de avena
La avena es uno de los cereales más ricos en proteínas vegetales, grasas insaturadas y vitaminas del grupo B, entre ellas la tiamina o B1, necesaria para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Así mismo contiene minerales como fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro, estos dos últimos de peor aprovechamiento por parte de nuestro organismo que los procedentes de alimentos de origen animal. La avena contiene un alcaloide no tóxico, la avenina, de efecto sedante para el sistema nervioso. Dada su riqueza en vitaminas del grupo B, es una bebida indicada para personas estresadas, que padezcan de insomnio y alteraciones digestivas de origen nervioso.

Leche de arroz
Tiene la característica de ser refrescante y muy digestiva, ideal para personas de digestiones lentas o estómago delicado. Aporta magnesio y ácidos grasos poliinsaturados que mantienen limpia la circulación sanguínea de depósitos grasos, es hipotensora, antidiarreica y depurativa ayudando a reducir los niveles de ácido úrico en sangre. Es una de las bebidas vegetales más recomendable para personas alérgicas. En su elaboración sólo se utiliza aceite de cártamo para darle un sabor parecido a la leche de vaca y un poco de sal marina como conservante natural por lo que una vez abierta debe guardarse en la nevera y gastarse entre 5 y 7 días.

Leche de soja
Es una de las bebidas vegetales con el mayor contenido en proteínas, menos grasa y por tanto baja en calorías. Es rica en lecitina, sustancia que nutre a los nervios y ayuda a disminuir el colesterol en sangre. Su única desventaja es la menor proporción de calcio que podemos compensar consumiendo sésamo, vegetales de hoja verde y lácteos fermentados como el yogurt o el kéfir.
Leche de avellana
Posee propiedades antioxidantes y es muy energética. Conviene a las personas adultas y en la tercera edad porque es rica es minerales que combaten el proceso de envejecimiento. Contiene zinc, selenio, manganeso y cobre, así como vitamina E, calcio, magnesio, hierro, vitaminas B6 y B9 y fibras vegetales de fácil digestión.

Leche de chufa
Con las chufas se elabora la horchata de chufa, una bebida refrescante y nutritiva, que en los últimos años ha alcanzado una gran popularidad, no sólo en nuestro país sino también a nivel internacional. El nutriente más abundante en la composición de esta bebida son los hidratos de carbono. También se encuentran en pequeñas cantidades grasas (principalmente insaturadas), proteínas vegetales y minerales tales como el magnesio, el fósforo, el calcio y el hierro. Aunque su aspecto puede recordar al de la leche de vaca, su valor nutritivo es muy distinto. En comparación con la leche, la horchata no contiene lactosa, caseína, vitamina B12 y tampoco colesterol. Asimismo, la horchata contiene enzimas, sustancias que facilitan la digestión.

Leche de almendra
Las almendras se blanquean (se hierven durante un minuto), se retira la piel marrón que las envuelve, se trituran y se mezclan con agua. La leche de almendras es la más consumida de las bebidas a base de semillas oleaginosas. Se consumía en la Península Ibérica y el este de Asia desde el siglo V. Este producto era muy utilizado en la Edad Media por ser rico en proteínas y porque se conservaba mejor que la leche de vaca y se encuentra mencionado en muchas recetas antiguas. Este alimento es antiácido, protege las mucosas del intestino y favorece la digestión. La bebida de almendras es una alternativa a la leche cuando existen problemas gastrointestinales como la diarrea. Gracias a su contenido en vitamina E, las almendras son ricas en antioxidantes y son beneficiosas en la prevención de problemas cardiovasculares y de colesterol.


Participa con tus comentarios y dudas:

De momento no hay comentarios.
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.