A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
Exotismo de verano con MONOI DE TAHITÍ
Imagina una isla paradisíaca en mitad del océano Pacífico, con aguas cristalinas, playas de arena dorada e infinitos cocoteros junto a la orilla... ¿suena apetecible, verdad?

Ese lugar existe y se llama Tahití.
Situada en la Polinesia Francesa, en el archipiélago de las islas de la Sociedad
, Tahití ofrece al viajero estampas únicas, llenas de color, exotismo y belleza.

La singularidad de esta isla, dividida en dos partes y conectadas a través de un istmo, va más allá de los reportajes de viajes.

El lejano territorio es conocido en todo el mundo por dos valores únicos. El primero, la figura de Paul Gauguin. El pintor francés vivió en Tahití entre 1890 y 1892 plasmando en sus cuadros la vida del pueblo tahitiano. Las imágenes, llenas de colores vibrantes y sencilla alegría, han sido fotografiadas en multitud de ocasiones.

Uno de los lienzos más representativos de esa etapa es Mujeres de Tahití. El cuadro puede verse en el Museo de Orsay de París junto a otras pinturas como AreaArea.

El segundo atractivo es el aceite de Monoï de Tahití; una loción considerada sagrada por la población tahitiana. El Monoï es el resultado de la maceración entre el aceite puro de coco y las flores de Tiaré, una gardenia de aroma intenso denominada Tahitian gardenia.

Los polinesios descubrieron hace centenares de años las propiedades reparadoras del coco, tanto en la piel (cuerpo y rostro) como en el cabello.

La preparación del Monoï de Tahití sigue un proceso artesanal. Los capullos de Tiaré se recogen uno a uno al amanecer. Después de dejan maceran en una proporción de 10 flores por litro de aceite de coco durante diez días aproximadamente.

El resultado es un elixir de belleza 100% natural que puede usarse en otoño y en verano. A temperaturas inferiores a 20 grados, el Monoï se solidifica formando una capa de grumos blancos. No debes preocuparte. Ese aspecto blanquecino garantiza la pureza del aceite de coco. Sumérgelo durante unos minutos en agua caliente y verás como recupera el aspecto original.

Las mujeres polinesias utilizan Monoï para ir a la playa. El extracto vegetal del aceite impide la deshidratación cutánea, los efectos nocivos de los rayos UVA y UBV y el envejecimiento prematuro de la piel.

El Monoï de Tahití es un aceite multifuncional. Algunos de los usos más conocidos son los siguientes:

-Hidratación facial.
El Monoï está recomendado para todo tipo de pieles, especialmente sin son secas o sensibles. Los agentes humectantes presentes en el extracto puro de coco forman una barrera protectora de la dermis evitando la descamación cutánea, rojeces u otro tipo de alteraciones. La forma de aplicación es sencilla. Sobre las palmas de las manos limpias y secas deposita tres gotas de aceite de Monoï. Frota con suavidad las manos y realiza un suave masaje a toquecitos por toda la piel del rostro. Retira el exceso de producto con un tissue y notarás la piel ultra hidratada.

-Mascarilla capilar.
La cabellera de las mujeres tahitianas es de sobra conocida por su brillo y belleza. ¿Cuál es su secreto? Ellas utilizan aceite de Monoï que alimenta, protege y nutre la raíz del folículo piloso. Después de un día de playa, este aceite repara en profundidad el pelo y lo cubre con una capa de nutrición extraordinaria.
-Masajes corporales.
Fisioterapeutas y quiromasajistas utilizan el aceite de Monoï para realizar masajes descontracturantes, relajantes y calmantes ante lesiones musculares leves o graves. Prueba a usarlo después de la ducha. Sobre la piel húmeda realiza un masaje de presión insistiendo en las zonas problemáticas en la que se acumula más tejido adiposo. En poco tiempo, la piel queda firme, libre de impurezas y grasa.

-Cuidado manual y podal.
Las manos, los pies y los codos son tres zonas secas o muy secas del cuerpo. Para reparar en profundidad la hidratación perdida, aplica una generosa capa de Monoï y deja actuar durante toda la noche. Al día siguiente, tendrás una piel tersa y muy suave.

Si quieres reblandecer las durezas y callosidades de manos y pies, prueba a introducirlos en un baño de agua caliente con unas gotas de aceite de Monoï. Realiza un masaje con una piedra pómez o una lima antidurezas para mejorar el aspecto de tus manos y pies.

-Regenerador de los tejidos dérmicos.
Puede usarse en caso de heridas o tatuajes con el fin de acelerar la cicatrización de la piel. El aroma del Monoï, unido a la densidad del aceite, favorece la regeneración cutánea. También se utiliza en quemaduras leves o muy leves.

En nuestra tienda podrás encontrar Monoï de Tahití a un precio sensacional. Trabajamos con la firma Radhe Shyam,una marca especializada en la comercialización de cosmética orgánica y respetable con el medio ambiente. Radhe Shyam ha añadido diferentes factores de protección (25,15, 10 y 4 SPF) al Monoï de Tahití bloqueando el impacto de los rayos solares gracias al método Diffey, una exclusiva patente que mantiene los niveles hídricos de la piel en perfecto estado.

Este verano protégete del sol y disfruta del exótico aroma de coco mezclado con la gardenia tahitiana.

Haz del Monoï de Tahití tu aliado de belleza y comienza a sentir en tu propia piel los múltiples beneficios de un aceite ultrasensorial.



Participa con tus comentarios y dudas:

De momento no hay comentarios.
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.