A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
EL DULZOR EN NUESTRAS VIDAS
Todos sabemos que en Medicina China, el sabor DULCE se le relaciona con el final del verano / principios de otoño.

También los órganos relacionados son el ESTOMAGO, BAZO y PÁNCREAS, Órganos que corresponden a nuestro Plexo Solar y que tienen relación directa con nuestra parte emocional y nuestro dulzor interior.
Cuando nos sentimos emocionalmente desequilibrados, muchos optan por la “ cura milagrosa” a muy corto plazo, algún dulce muy intenso, azucares refinados de efecto rápido y por lo tanto produciendo una euforia casi instantánea. Aunque ya sabemos que también producirán una acidez en nuestra sangre seguido de una perdida de minerales y un decaimiento emocional.

Puede que sea el chocolate o algún pastel... pero y a largo plazo? Tendremos los efectos duraderos y estables que deseamos? Nos sentiremos mejor emocionalmente?

EL LADO AMARGO DE LOS AZUCARES REFINADOS

En estos últimos años el consumo de azúcares refinados se ha incrementado con respecto al siglo pasado. Incluso cuando decidimos no tomar azúcar, todavía lo encontramos enmascarado en toda clase de productos del mercado. El efecto del azúcar refinado es su concentración y alto grado de refinamiento.

Nuestro organismo necesita carbohidratos de los que pueda extraer finalmente glucosa. Esta glucosa es el combustible propio de los músculos en funcionamiento y sobre todo del cerebro. Pero para que todas estas funciones se desarrollen normalmente no necesariamente debe consumirse azúcar refinado ya que la glucosa se obtiene sin dificultad de los glucidos contenidos en los cereales, verduras y frutas.

Durante milenios el ser humano ha empleado para su alimentación glucidos (carbohidratos) de asimilación lenta, contenida especialmente en los cereales, asi como azucares mas simples provenientes de la fruta.

UNOS EFECTOS POCO DESEABLES

El azúcar es un producto que si bien es un aporte de calorías rápidas, puede generar diversos desequilibrios metabólicos:

*El hábito del azúcar, genera una dependencia. Su consumo engaña al organismo al que deja saciado por poco tiempo, paras después desear de nuevo mas.

*Acidificación de la sangre, debilita el Sistema Inmunitario.

*Calorías vacías: OBESIDAD, DIABETES, …..

*Desmineralización en general: caries, huesos débiles, OSTEOPOROSIS.

*En 15 minutos aumenta: pulso, presión sanguínea, función renal.

*Produce: estado de euforia, estado depresivo, deterioro de la energía vital.

*Crea dependencia.

*Se utiliza como “tapa” para conflictos a otros niveles.

Creo que es importante hacernos varias preguntas:

*De que forma generamos dulzor en nuestra vida?

*En cocina, ¿nos sentimos totalmente satisfechos por el dulce natural de lo que cocinamos a diario?

*¿Nutrimos a nuestro cuerpo emocional con buena calidad de dulce?

*¿Creamos con nuestro estilo de vida, hábitos y actitudes mentales el dulce que necesitamos?

*Si conectamos a nivel de efecto energético con la palabra DULCE, ¿qué clase de reacción nos genera?.

Puede que un efecto de apertura, de sentirnos mas relajados, ¿puede abiertos a mas opciones en la vida? .

De aceptación, de ir mas despacio, saboreando cada momento con intensidad y con calidad. Puede que sintamos un calorcillo interno, de confianza, equilibrio, estabilidad y conexión interior. De amor, ¿cuando conectamos con esta palabra o cuando alguien nos relaciona con ella?

Podemos ver pues, que necesitamos DULZOR a todos los niveles de nuestro ser, y como todos están relacionados unos con otros, su carencia se traducirá muy frecuentemente a querer saciarla con alimentos físicos, comida.

Vamos a explorar con profundidad la carencia de DULZOR a nivel físico. Cuando en nuestra cocina diaria no lo fomentamos, y con ello el cuerpo físico lo desea.

*Sabor DULCE no significa postres. Hay que generarlo en todos los platos, desde la sopa, al primer plato y al segundo. Es divertido observar a gente comiendo, o cuando van a decidir en un restaurante lo que van a comer. O puede que os pase a vosotros?. ¿Qué miráis primero en el menú? ¿La ensalada o sopa que vais a comer? ¿O que postre es el que os gusta mas?

*El uso de cremas dulces de verduras, nos dará la energía de relax y sosiego que necesitamos después de un día ajetreado y con stress. Preparando a nuestro sistema digestivo para absorber y digerir con gratitud todos los demás alimentos que precederán.

*Utilizar buena calidad de cereales integrales, especialmente cereales integrales completos. Cocinados cuidadosamente con tiempo y llama baja. Los cereales integrales son carbohidratos, los cuales al masticarlos y mezclarlos con la tialina de la saliva, se convierte en azucares, glucosa de buena calidad. Nuestras funciones vitales necesitan glucosa para poder funcionar y desarrollarlas debidamente.

Una pregunta que muy frecuentemente me hacen en mis seminarios, es: Cuantas veces a la semana necesito comer cereal integral? Mi respuesta, es siempre la misma: ¿cuantas veces a la semana deseas tener energía, vitalidad, poder estudiar, andar, trabajar, reír, estar activo?

*Utilizar leguminosas, cocinadas con tiempo y con verduras dulces (de raíz y redondas). Tanto los cereales integrales, como las leguminosas nos darán los carbohidratos y las proteínas necesarias que nuestro cuerpo físico requiere para un optimo funcionamiento.

*Si utilizamos tan solo, carbohidratos vacíos y pobres como: pan blanco, pasta blanca, patatas... desearemos equilibrarlo en el ámbito energético con proteína más densa, mas de origen animal de grasas saturadas. Repercutiendo inmediatamente con el deseo de azúcar refinado. La rueda nunca termina. Hay que buscar su principio y entender en el ámbito energético lo que nuestro cuerpo nos esta susurrando.

*También una nutrición pobre en proteínas hará que nuestro cuerpo desee mas DULCE. Mucha gente queriendo optar por una forma de vida más natural, reducen el aporte de proteínas o cambian drásticamente de una alimentación puramente de origen animal a la vegetal. Este cambio brusco y sin amor a uno mismo, hará que el cuerpo físico desee mas dulce, especialmente refinado y extremo, No llegando nunca al punto de sentirnos satisfechos, ya que el punto de partida o solución esta en otra dirección.
*También la falta de aceite, producirá unas ansias de DULCE. En la dieta mediterránea no existe el problema, incluso a veces se utiliza demasiado aceite. Pero en personas que cambian drásticamente a dietas de origen vegetal y reducen a la vez la cantidad de aceite, pueden acusar este síntoma.

*Aunque en la dieta mediterránea, el resultado final de cada plato no es DULCE.
Los platos se enmascaran con cantidad de aceite, especies fuertes, vinagres y sal. ¿Por que será? Es estupendo poderlo entender a nivel energético: al usar excesivamente productos animales de grasas saturadas, necesitamos los efectos opuestos de vinagres y especies. Aunque para nuestro cuerpo físico no resulte lo ideal, ya que además de cargarnos con cantidades innecesarias de grasas saturadas, nuestro estomago se resentirá.

*El apartado de VERDURAS, es fundamental para poder dar al cuerpo un buen aporte de DULZOR. Incluyendo además, efectos de FRESCURA, LIGEREZA, APERTURA y RELAJACIÓN. Hay que hacerse amigo de las verduras. Conocer el carácter y personalidad de cada una de ellas y saber sacarles partido, para que se relajen, se rindan a nosotros y nos den el DULZOR que poseen.

Cuando se menciona una cocina natural y sana, sigo escuchando una y otra vez que la única forma de cocinar las verduras es al vapor. Hay que conservar todas sus propiedades...

A la vez que esta creencia indudablemente, tiene una base lógica y de peso, hay que ir un poco mas allá. Hay que aventurarse a conocer y experimentar energías. Cada forma de cocinarlas sea: vapor, hervido, salteados, fritos, cremas, presión, horno, crudo, macerados,.... tendrán un efecto diferente y hay que nutrirse tanto de variedad de alimentos como en variedad de efectos energéticos.

Para que las verduras nos ofrezcan su máximo DULZOR, hay un factor fundamental a considerar: el factor TIEMPO. Cocinando las verduras de raíz o redondas, poco a poco, con cariño, obtendremos la calidad energética de centro, equilibrio y relajación que tanto necesitamos en nuestras vidas.

NO ES ASI TAMBIEN QUE EN LA VIDA, CUANDO LE DEDICAMOS TIEMPO Y ATENCIÓN A ALGO O A ALGUIEN, ¿TAMBIEN RECOGEMOS DULZOR?

*Las frutas naturales y de la temporada, también nos ofrecen sus regalos. Hay que honrar las estaciones y agradecer en cada momento todo lo que la Madre Tierra nos ofrece con tanta abundancia.

La fruta fresca nos aligera, nos aporta frescor, depura, su sabor puede que sea dulce, pero no tan intenso que cuando la cocinamos. El dulzor de la fruta cocida a parte de no enfriar tanto, también nos aporta DULZOR INTENSO, más penetrante y que nos relajara y nutrirá.

También la fruta seca juega un papel fundamental en una alimentación sana y natural. Un puñado de pasas o una crema de orejones y almendras serán dulces que satisfaceran totalmente a la vez que no crean adicción, hábitos repetitivos y sentido de culpabilidad.

ENDULZANTES NATURALES PARA USO DIARIO

Como muy bien se dice : “ a nadie le amarga un dulce”. Por descontado que confeccionaremos postres para la familia! El uso diario de dulce de buena calidad es importante. Si nos olvidamos regularmente, luego tendremos que recurrir a los que se venden comercialmente, con toda clase de ingredientes que no deseamos en nuestro cuerpo y con efectos extremos.

Hoy existen una gran variedad de ingredientes totalmente naturales, para endulzar nuestra vida y la de toda nuestra familia!

Algunos de ellos son:

MALTAS
Son obtenidas con un método tradicional que junta la cebada germinada (rica en enzimas) y un cereal cocido. Con este método se obtiene una malta mas rica en proteínas, minerales y azucares complejos.

Estas maltas de utilizan como endulzante diario para cualquier postre, infusión, etc…

AMASAKE
La fermentación del AMASAKE es gracias al Koji ( el mismo fermento que se utiliza para hacer el miso, la salsa de soja, el tamari, el sake, mirin y vinagre de arroz). El koji es arroz blanco al que se le ha inoculado con una espora. Cuando el koji es añadido al cereal cocido, no solo rompe las estructuras de los carbohidratos, sino que también de las proteínas y grasas en formas mas simples y digestibles.

Se puede encontrar AMASAKE de diferentes cereales (de arroz, avena, mijo, etc…),
Se puede emplear como:

*endulzante, por ejemplo en las cremas de cereales para el desayuno,como base para batidos con frutas.,comerlo como un yogurt,diluirlo y hacer bebidas nutritivas tanto para el verano (tipo horchata) o en invierno (añadiéndole canela, jengibre, etc….)

*para acompañar postres de frutas como fresas, tartas de frutas, etc….

*se puede añadir algarroba en polvo y hacer una bebida caliente.

************************************************************


Por MONTSE BRADFORD BORT

Experta de Nutrición Natural y Energética.

Escritora y terapeuta de Psicología Transpersonal y Vibracional.

Imparte Seminarios por toda Europa.

Galardonada con el PREMIO VERDE 2008, por su trayectoria profesional a favor de la alimentación responsable y desarrollo sostenible.

Web:www.montsebradford.es
Tfn: 618-287-484
Email:info@montsebradford.es




Participa con tus comentarios y dudas:

De momento no hay comentarios.
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.