A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
LO MÁS VALIOSO: “EL AIRE”
Siguiendo con la premisa de es TIEMPO DE AMAR, indaguemos en otra fase básica y principal para amarnos, una tan fácil y sencilla como RESPIRAR.

¡Sí ya!, todos sabemos respirar.... Pero muchos hemos olvidado hacerlo naturalmente, e increíblemente hemos aprehendido a practicar una respiración ficticia y antinatural.

Ahora es un buen momento para respirar. ¡Vamos!, coge aire lenta y profundamente, saborea. ¡Qué rico!.

Lo voy a proponer varias veces a lo largo de este escrito, y confío que cuando terminemos con él, nuestra respiración sea mejor, con más consciencia y hallamos disfrutado de un magnifico momento.
Siempre hay un buen momento para respirar....

Tengo algunos trucos, por ejemplo:

Cada vez que se pone el semáforo en rojo, (genial este es mi momento para una respiración consciente) y doy gracias por ello.

Cuando se produce un atasco en la carretera: ¡bien otro mágico momento para estar conmigo!.

Me encanta cuando pasa el tren respirar saboreada-mente. Vivo cerca de una estación de tren y lo escucho con mucha frecuencia.

Cuando pasé por la experiencia del cáncer solía imaginar como las células confundidas se metían en globos de colores y cuando pasaba el tren se los llevaba, los soltaba en el trascurso del viaje y la tierra se encargaba de transmutarlas en sustancias beneficiosas para el planeta.

Ahora utilizo el sonido del tren para recordarme que puedo dedicarme un tiempo para respirar sanamente y soltar algún suspiro que también es muy satisfactorio.
Me queda una agradable sensación en el cuerpo y una gran alegría en el alma.

Siempre hay algo que nos puede llevar a una respiración consciente.

Es importante ver cómo respiramos.....

La manera de respirar habla mucho de nosotros mismos. Si no cogemos el aire suficiente, o no soltamos todo el aire ya utilizado, es para reflexionar en ello un ratito.
De momento voy hablar de la importancia de la respiración, como yo lo veo, como yo lo siento.

De nuevo mi admiración y alegría por nuestro cuerpo. Tomar consciencia de nuestra perfección, de lo maravilloso que somos. Observar con admiración la vía más adecuada para que entre el aire; nuestra nariz que se encarga de calentar, humidificar y limpiar de impurezas. Magnifica su función que obra sola en todo momento, incluso cuando estamos dormidos, la vida dirige la orquesta compuesta por nuestros maravillosos órganos, sistemas...

Y la nariz es sólo el comienzo, luego la función de todos los órganos es sublime, ¡perfecto!. Como entra y sale el aire de nuestros pulmones, oxigena la sangre, el corazón se llena de vida.

Lleno de TODOS, ya que el aire que respiramos es el mismo aire para todos, es maravillosa la unión que conlleva.
El aire nos acerca y nos une a todos los seres de este planeta.

Respira, respira ahora observando la temperatura del aire cuando entra y sale por la nariz. ¿Sientes la sutil diferencia?.

A través de la respiración nuestro cuerpo obtiene suficiente oxigeno para que cada una de nuestras células se dediquen alegremente a su función, para que nuestros órganos y sistemas desarrollen sus tareas adecuadamente. Esto nos permitirá estar más sanos y con mayor estabilidad emocional.

Este es un buen momento para respirar. ¡Si, ahora!.

Dedícate una respiración lenta y profunda saboreando este instante. ¡Uf!, ¡qué maravilla!.

Como siempre apelo a la sabiduría de nuestros mejores maestros, los bebés.
Los bebés y los niños pequeños respiran natural y correctamente, sin ningún esfuerzo.
Parece que cuando nos vamos haciendo adultos nos vamos adulterando y vamos olvidando las formas de vivir más sanas para nosotros.
Podríamos poner en marcha una escuela para des-aprender estos hábitos erróneamente aprendidos.

Si queremos recordar y conectar con nuestra capacidad para respirar, sólo tenemos que mirar a un bebé cómo lo hace, ver cómo su abdomen sube y baja armoniosamente y plácidamente. Observar e imitar.

La mayor parte de los movimientos respiratorios tienen lugar en la parte inferior del abdomen. Al inhalar y al exhalar, el abdomen se expande hacia fuera y hacia dentro suavemente.
Sin embargo los adultos al crecer perdemos esta saludable habilidad. ¿Quizás queremos esconder la barriguita?, ¿las emociones?, ¿a nosotros mismos?.

Una natural respiración consciente, pausada y profunda nos va a ayudar infinitamente a equilibrarnos física y ESPIRITUALMENTE, con una agradable sensación de relajación, bienestar, tranquilidad, salud y paz.

(Escribo la palabra espiritualmente con mayúsculas, sencillamente porque siento que ya es hora de recuperar esta palabra en nuestro vocabulario. De alguna manera se ha quedado reservada y asociada a la religión y no es que yo lo vea mal, solo que abarca mucho más, es de toda la humanidad independientemente de creencias, ya que cuando nacemos no tenemos ningún pensamiento ninguna creencia. Venimos dotados de todo el potencial en el que se incluye también la parte espiritual. El espíritu ya viene en nosotros, solo tenemos que descubrirlo).

Aquí una buena respiración... y continuamos con el tema.

La respiración es el vínculo entre el cuerpo y la mente, es la clave para guiar la mente y gestionar sanamente las emociones.
El principal objetivo de la respiración-consciente es proveer al organismo de oxigeno y de consciencia para la vida.

¿Cuántas veces ante una experiencia compleja, no hemos pensado: ¡No puedo con esto!, ¡me falta el aire!?. Resoplamos, resollamos hasta llegamos a ansiar tanto el aire que podemos entrar en un estado de ansiedad.

Antes de llegar a estos estados lo mejor es "airearse" con consciencia para llegar a desarrollar todo nuestro potencial y poder así evolucionar.

El poder respirar justo en ese instante es muy importante. Si no nos tomamos un tiempo antes de actuar en esas experiencias, ante las emociones podemos dar cualquier respuesta.
¿Quién sabe qué cosa?. Probablemente algo alejado de nuestra verdadera intención. Algo alejado de lo que verdaderamente SOY YO; con lo cual esto es una manera de morir, de dejar de existir. Cuando respiramos antes de actuar, activamos nuestra voluntad y podemos oler la fragancia de la vida, con todo lo que ello aporta.

La formula maestra:

RESULTADO = LA CONSCIENCIA + LA VOLUNTAD

Otra de las joyas que nos aporta la respiración-consciente es la LIBERTAD. Sí, la libertad.

Llegar a tomar consciencia justo antes de ese instante en el que respondemos ante una emoción de manera instintiva, mecánica, aprehendida y a veces completamente descontrolada.

Éso, éso es la verdadera libertad: darnos cuenta de que estamos eligiendo reaccionar ciegamente con enfado, sufrimiento, dejarnos arrastrar por los acontecimientos externos con la consecuente perdida de la realidad; o por el contrario tomar consciencia de todo lo que me trae la experiencia y entonces poder dar la respuesta más adecuada para todos. Sentir, comprender y actuar desde la sabiduría y desde la serenidad.

Esto produce una inmensa alegría, el alma vibra ante tanta grandeza al verse despojada de las ataduras, creencias imitadoras de “como tienen que ser las cosas”.

Ahora SOY YO la que elijo, la que siento y sobre todo la que recupera todo el poder para seguir estando en mi centro. Y esto se consigue con el sencillo acto “RESPIRAR”.

Solo con respirar la respuesta puede llegar a ser completamente distinta, el aire nos da la fuerza, el aire nos da la vida, una buena vida que además de ser buena para nosotros también contribuye al bienestar de los demás.

¡Sí, ya sé que no es fácil!. Pero recordemos que la vida nos aporta todo lo que necesitamos, así que en esta ocasión no iba a ser menos. Como para cualquier otra habilidad todo es cuestión de práctica y la vida tan sabia, nos dará todas las oportunidades que necesitemos.

Los que nos rodean, voluntarios y cómplices inconscientes de la vida nos aportarán momentos sublimes hasta que consigamos desarrollar magníficamente este potencial. Y en cuanto un pequeño brote asome en la conciencia la alegría y la paz será lo que empieces a respirar.

Antes de continuar: Vamos a respirar. ¡Si ahora! Dedícate una respiración bien consciente.

Andamos buscando la paz y la armonía fuera porque creemos que carecemos de ellas y la tenemos tan cerca, tan cerca que está dentro y la mejor manera de ir a su encuentro es respirando suave y conscientemente.

Sí queda algo a comentar: la forma de respirar habla de nosotros...

Es importante observar nuestra respiración:
Si sentimos que la respiración pierde su ritmo normal, es una llamada de atención, una alarma de la que disponemos para hacer una observación a la mente, algún pensamiento inútil o negativo navega a la deriva, y disponemos de la oportunidad de coger el timón y dirigir la mente a buen puerto.

Si solo suelto un poquito de aire, me podría preguntar: ¿me apego a lo que tengo, o por el contrario confió en el proceso de la vida y suelto lo que ya no me sirve, sabiendo que la vida siempre me provee?.

Si observo que cojo insuficiente aire y respiro de manera que no permito que llegue el aire hasta mi vientre, ¿cuánto de merecedora me estoy sintiendo?.

Podemos confiar y soltar todo el aire, así como coger todo el que necesitamos. Hay aire para todos. Somos capaces de realizar actos que emanen de una mente equilibrada, guiada con conciencia; una mente que comprende y de esta manera el resultado tiende a ser positivo, creativo, compasivo, generando paz y felicidad en todos. Intentad mantener la atención en la respiración la mayor parte del tiempo posible y aumentará la serenidad y la paz en nuestra vida.

Permitirnos observar nuestra respiración en ese vacio-lleno, en ese dentro fuera, en ese tú y yo, en ese nosotros. En este mundo de dualidad, en la integración del todo; la respiración juega un magnifico y fundamental papel, porque cuando se llega a la profundidad de la respiración, ¡ahí! en ese momento, todo es UNO COMPLETO Y ENTERO: ese sagrado espacio de paz.

Coge aire de nuevo, lenta y profundamente. ¡Ahí!, ahí esta la totalidad, en ese instante no hay juicio, nada y esa nada lo llena todo. Aquí descubrimos a nuestro SER y lo tenemos tan cerca, tan cerca, como a una respiración de distancia.

La vida se dice que comienza con la primera inhalación y que termina en la ultima exhalación, ése es el paso por esta vida. Porque la vida no es lo contrario a la muerte, porque la vida es SIEMPRE.

Y ahora, ¿cómo de fácil y plena vamos a transcurrir por la vida?. Yo voy a dedicar un buen espacio a respirar, a conectar con SER.

Y RECUERDA “SOLO ESTÁ A UNA RESPIRACIÓN DE DISTANCIA”

Manuela Carrasco López

- Facilitadora talleres desarrollo personal
- Hay Teacher:(Acreditada Internacionalmente para facilitar talleres "Sana tu vida", línea de Louise L. Hay)
- Master Avance del método "Sana tu vida" de Louise L. Hay
- Formada por Mª Rosa Casanovas; Alumna directa de Louise L. Hay
- Educadora en Inteligencia Emocional y Autoestima para niños y adolescentes
- Máster Psicoterapia analítica
- Reiki Maestría
- Coaching - Desarrollo profesional estratégico
- Monitora de yoga para niños.


Teléfono: 669635021

cursocrecimientopersonal@hotmail.com

tengounasonrisa@gmail.com

http://www.manuela-carrasco.es/



Productos relacionados y recomendados:

Participa con tus comentarios y dudas:

Isabel
el 5 de Septiembre del 2014
  Hola,eres especial.... cada día te superas más...besos
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.