A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
EL ACEITE DE COCO ES SALUDABLE
Durante mucho tiempo se ha venido considerando que todas las grasas saturadas son perjudiciales para la salud porque –siendo casi todas ellas de origen animal–están formadas por ácidos grasos de cadena larga que se transportan en sangre hasta el hígado, se almacenan en él y vuelven de nuevo al torrente sanguíneo asociadas a lipoproteínas LDL que aumentan los niveles de colesterol dañino.

Por contra, la medicina tradicional ha considerado durante mucho tiempo que sólo las grasas insaturadas con el aceite de oliva o el de girasol son beneficiosas, ya que no se almacenan sino que se transforman rápidamente en energía de la misma manera que los hidratos de carbono.
Esta antigua dicotomía ha encontrado respuesta en la medicina actual, al analizar aceites vírgenes como el de coco, en el que si bien está compuesto por grasas saturadas, éstas adoptan la forma de triglicéridos de cadena media.

Los triglicéridos de cadena media son ácidos grasos mucho más fáciles de descomponer produciendo energía inmediata frente a los triglicéridos de cadena larga que componen las grasas animales.

Éstos últimos requieren grandes dosis de enzimas pancreáticas para su transformación y por ello se almacenan con más facilidad.
Los de cadena media, en cambio, se transforman muy rápidamente en adenosín trifosfato sin apenas intervención de enzimas y no se almacenan en el hígado.

Esto significa que, aun siendo grasas saturadas, su composición la aproxima más a la capacidad energética de los hidratos de carbono (sin serlo) que a la escasamente útil y dañina grasa animal.
El aceite de coco virgen es pues bueno como lo son el de oliva, lino y comino.

En segundo lugar, el aceite de coco presenta una de las mayores resistencias al calor observadas en aceites.
A temperatura ambiente su estado es cremoso casi sólido, lo cual significa que precisa mayor temperatura que el resto de los aceites antes de que se produzca la descomposición de sus nutrientes y enzimas.

El aceite de coco virgen obtenido mediante presión en frío ofrece aún más capacidad de mantener sus ventajas que el propio aceite de oliva o girasol.

Además, el aceite de coco, siendo el único que no se oxida al calentarlo, es el más apropiado para freír.

En tercer lugar –alejándonos de las tesis médicas de principios del siglo XX– las grasas saturadas que el aceite de coco posee, son esenciales para el mantenimiento sano del corazón que precisa de los ácidos esteárico y palmítico presentes en el coco, y para el buen funcionamiento de los pulmones.

Podemos en este punto aportar que los triglicéridos de cadena media presentes en el aceite de coco, refuerzan el sistema cardiovascular aumentando la resistencia y salud del corazón frente al daño de los hidratos de carbono que conducen a la inflamación arterial o el perjuicio de las grasas saturadas animales, que conllevan producción de colesterol malo LDL.

Por contra, los triglicéridos de cadena media del aceite de coco, estimulan la producción de colesterol bueno HDL necesario para la reparación de arterias, venas y paredes del corazón.

Por último, el aceite de coco ingerido en cantidades adecuadas posee otros beneficios medicinales como, entre otros:

*Ayuda a la producción de las cetonas necesarias para el buen funcionamiento del cerebro y en enfermedades neurodegenerativas como alzheimer, parkinson y esclerosis múltiple;

*Mejora la absorción de las vitaminas B, A, D, E, K, el betacaroteno, la coenzima Q10, calcio, magnesio y varios aminoácidos; y, los triglicéridos de cadena media poseen efectos antimicrobianos en una gran variedad de virus, hongos, bacterias y parásitos patógenos.



Participa con tus comentarios y dudas:

De momento no hay comentarios.
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.