A partir de 38€ PORTES GRATIS

LA CESTA
DE LA
COMPRA

CARRITO

BUSCADOR
POR NOMBRE

BUSCADOR
POR MARCA
LA BIBLIOTECA ENCANTADA
Tienda online especializada en la venta de quinoa y superalimentos
LA VITAMINA E
- Es una vitamina LIPOSOLUBLE también conocida como Tocoferol, siendo la forma más activa el Alfatocoferol.

- Es la más resistente de las vitaminas liposolubles, no destruyéndose hasta los 200 ºC.

- Resiste también los ácidos y los álcalis, pero en cambio, se destruye rápidamente por el enrarecimiento de las grasas en las que se halla disuelta y por la acción de la luz.
*¿ Cuáles son sus Funciones ?

*Antioxidante
*Regulador hormonal
*Reproducción
*Buen funcionamiento de la glándula pituitaria.
*Nervios
*Corazón….


- Una de sus funciones más importantes es la que regula el metabolismo como factor antioxidante. La vitamina E retiene el 50% del oxígeno normalmente transformado por las células y los tejidos, lo que se traduce en una fatiga mucho menor para el corazón y para las propias células.

- Por otra parte, es un vasodilatador, es decir, un factor que facilita la circulación de la sangre por las venas y arterias. Gracias a ella, los músculos del corazón y de los otros órganos son bien alimentados y funcionan mejor.

- Además, al retrasar el proceso de oxidación de las células impidiendo que el oxígeno se queme demasiado aprisa combinándose con otras sustancias, reduce la formación de peróxido de hidrógeno, que es para las células un verdadero veneno.

- Es indispensable asimismo para la síntesis normal en el hígado de las sustancias lipoides y grasas; incluso el contenido lipoide de los ovarios está regulado por ésta vitamina, que actúa también favoreciendo la absorción de vitamina A.

- La vitamina E, finalmente, combate el reumatismo muscular y la caries dental y activa la cicatrización de heridas y quemaduras, que no sólo se produce con mayor rapidez, sino que dejan menos cicatrices, como si la vitamina E reblandeciese y disolviese los tejidos que forman dicha cicatriz.

- En resumen, sus efectos sobre la salud, el vigor y la fertilidad han sido comprobados ampliamente.

*Necesidades diarias

- Se calculan aproximadamente en:

5 mg. para los niños, hasta terminado el crecimiento.
50 mg. para los adultos.
10 mg. para las mujeres embarazadas, especialmente en los últimos meses.


*Absorción de la vitamina E

- La vitamina E aportada por los alimentos es absorbida a través de los intestinos, siendo llevada por la sangre a los diversos tejidos del cuerpo, donde queda almacenada por un largo periodo para ir siendo consumida lentamente al efectuar esfuerzos musculares.

- Cuando hay escasez de grasas en los alimentos o falta de secreción biliar en los intestinos, la vitamina E no se absorbe y se elimina con las heces, pudiendo producirse una carencia a pesar de haberla ingerido en cantidad suficiente.

*Trastornos debidos a la carencia de vitamina E

- Numerosos estudios explican que gracias a la administración de la vitamina E, la natalidad se multiplica.

En el hombre

- La vitamina E tiene a su cargo la maduración de los testículos.

- El organismo constituye poco a poco su reserva de vitamina E y la actividad de las glándulas sexuales se desarrolla paralelamente. Así, un adulto, en la época de mayor vigor, posee en sus tejidos de 3 a 5 veces más vitamina E que los adolescentes menores de 15 años. Pero al acercarse a los 70 años suele producirse una baja que deja al septagenario en igualdad con los adolescentes.

- La debilidad sexual se acompaña siempre de una baja en la vitamina E contenida en la sangre. Si se acentúa ésta falta de vitamina E en el adulto se produce la degeneración precoz del epitelio germinal, lo que afecta, en primer lugar, a las células más evolucionadas: los espermatozoides, cuya movilidad se pierde y cuya movilidad se pierde y cuya formación se hace cada vez más rara, hasta llegar a la esterilidad completa.

En la mujer

- La vitamina E tiene a su cargo el favorecer la función ovárica y, durante el embarazo, la formación de la placenta. A tal fin, la mujer dispone de reservas mucho más importantes que el hombre. Mientras que un hombre de talla mediana y que pese 70 kilogramos posee un stock de 3 a 4 gramos de vitamina E, una mujer que pese apenas 50 kilogramos posee más de 8.

- En el organismo femenino, el 90% de esta vitamina se halla localizada en los depósitos grasos que redondean las formas femeninas, de manera que la mujer suele estar dotada de una provisión de vitamina E suficiente para 2 años por lo menos.

- Durante el embarazo, la proporción de vitamina E en la sangre aumenta, llegando a ser de 3 a 4 veces superior a la que contiene normalmente. Es un recurso natural destinado a proteger a la mujer y al bebé que lleva. En la mujer sana, su suero –elemento líquido de la sangre- contiene alrededor de 8 microgramos de vitamina E por metro cúbico. Esta cantidad es suficiente para activar la circulación de la sangre en los órganos y, sobre todo, para reforzar la musculatura del útero, lo cual es esencial para que el embarazo siga naturalmente su curso.
- Cuando nace el bebé, éste no posee el mínimo de vitamina E que le es indispensable para su vida y desarrollo. Pero esto está también previsto por la Naturaleza, ya que su madre suple ésta deficiencia: su leche es, en efecto, durante los dos primeros días después del parto, extraordinariamente rica en vitamina E. En los siguientes días ésta cantidad es menor pero, no obstante, todavía contiene 5 veces más de vitamina E que la leche de vaca, siendo ésta otra de las razones por las cuales es importante que toda madre dé el pecho a su hijo.

- La falta de vitamina E en la mujer se traduce por reglas poco abundantes y frigidez. Si bien puede concebir, el feto no se desarrolla debidamente y el embarazo termina en aborto, en parto prematuro o en muerte del bebé en el momento de nacer. Muchas mujeres que perdían una y otra vez sus bebés antes de dar a luz, pudieron tener niños sanos y robustos después de un tratamiento con vitamina E.

*Importancia de la alimentación

- Los alimentos vegetales son los más ricos en vitamina E, a condición de que ésta no sea destruída en la elaboración.

- El grano de trigo, por ejemplo, es tan rico en ésta vitamina que el pan elaborado con harina entera puede llegar a proporcionar hasta 24 miligramos de dicha vitamina por Kg. Sin embargo, para obtener una harina fina y blanca se priva al grano de la preciosa envoltura que contiene la casi totalidad de reservas vitamínicas del trigo.

- Si el hombre se alimenta sólo de bistecs, patatas fritas, pasteles y otros alimentos desprovistos de vitamina E, y si además fuma, ignorando que la nicotina se opone a la acción de ésta vitamina, corre el riesgo de caer en carencia de la misma y perder su virilidad.

- Para evitar la carencia de vitamina E basta tener precaución de seguir una regla muy simple que se puede resumir en 2 indicaciones:

*Comer muchas ensaladas y frutas.
*Variar tanto como sea posible la composición de los menús.


- Ésta regla no sólo es útil por lo que a la vitamina E se refiere sino también para otras vitaminas, para los diversos minerales y oligoelementos beneficiosos para el equilibrio y la salud.

- También hay diversos suplementos naturales muy ricos en vitamina E, que pueden corregir estas carencias como:

Germen de trigo
Perlas de germen de trigo
Aceite germen de trigo
Aceite de soja
Aceite de cártamo
Aceite de girasol
Vitamina E Natural E 250UI
Vitamina E Natural 400UI
Vitamina E Natural 1.000UI


*Tabla de los alimentos más ricos en vitamina E.

Aceite de germen de trigo 520 mg.
Aceite de soja 170 mg.
Aceite de germen de maíz 120 mg.
Aceite de semilla de algodón 90 mg.
Aceite de cártamo o alazor 80 mg.
Aceite de pepitas de uva 75 mg.
Aceite de girasol 70 mg.
Aceite de colza 55 mg.
Nueces 50 mg.
Aceite de palma 45 mg.
Aceite de cacahuete 40 mg.
Germen de trigo 30 mg.
Margarina 25 mg.
Aceite de maíz 16 mg.
Trigo germinado 10 mg.
Aceite de oliva 9 mg.
Lechuga, berros, espinacas 6 mg.
Hígados, riñones 5 mg.
Carnes 4 mg.
Yema de huevo 3 mg.
Mantequilla 1 mg.


Participa con tus comentarios y dudas:

De momento no hay comentarios.
Introducir comentario

Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.
Nombre (obligatorio)
Correo electrónico (no se publicará) (obligatorio)
Texto (obligatorio)   
 
Introducir comentario
Sólo se publicarán mensajes que:
- sean respetuosos y no sean ofensivos.
- no sean spam.
- no sean off topics.
- siguiendo las reglas de netiqueta, los comentarios
enviados con mayúsculas se convertirán a minúsculas.