Leche vegetal de soja

De todas las leches vegetales existentes, la leche vegetal de soja es una de las más conocidas. Es un alimento habitual en supermercados, tiendas de alimentación y grandes superficies comerciales. La leche vegetal de soja se presenta en diferentes modalidades: sola, unida al café o al té, en postres, como emulgente natural en comidas o incluso en tartas y quichés.

Leche vegetal de soja

Existen dos procedimientos habituales para conseguir leche vegetal de soja. El primero de ellos es el tradicional. Las habas de soja se lavan, se despepitan y se ponen en remojo. Después de trituran, se filtran y se envasan. El resultado es una bebida natural, con cierto sabor dulzón, ideal para tomar en el desayuno o en la merienda. La segunda forma de obtención es mediante el sistema de producción físico-químico. Este mecanismo de producción se diferencia del anterior en que las habas de soja se someten a diferentes pruebas químicas con el objetivo de aislar las proteínas de la soja frente a las grasas e hidratos de carbono. Una vez separadas, a las proteínas se les añade agua, grasas refinadas, azúcares, emulgentes, aroma y estabilizantes. El resultado es una leche vegetal lista para tomar en cualquier momento.

La leche vegetal de soja tiene un origen centenario remontándose a la antigua China. El primer documento que recoge el consumo frecuente de leche vegetal de soja es del año 2800 antes de Cristo. A mitad del siglo XVIII, las rutas comerciales introducen esta bebida en Europa, dando el gran salto hacia América a comienzos del siglo XIX.

Al igual que la leche vegetal de arroz, la leche vegetal de soja está especialmente indicada para personas intolerantes a la lactosa y al gluten. Debido a su bajo contenido en azúcares, la leche vegetal de soja está indicada para personas que sufren diabetes. Otro de los grandes beneficios asociados a esta bebida, es la reducción progresiva de los niveles de colesterol en sangre disminuyendo los índices de LHD o colesterol malo. La leche vegetal de soja es muy rica en calcio otorgando importantes beneficios a los huesos y articulaciones del cuerpo. Además, esta bebida tiene unos estándares altos de potasio, junto al magnesio propio de la soja, estabilizando la hipertensión arterial.

La leche vegetal de soja es un alimento especialmente indicado entre las mujeres, sobre todo en edades cercanas a la menopausia y durante la tercera edad, momento en el que tiene lugar la descalcificación de los huesos, especialmente en zonas complicadas como la cadera, la cintura o las articulaciones. Durante la menopausia, las mujeres pierden isoflavonas. Sin embargo, tomando un vaso de leche vegetal de soja, pueden recuperarse esos niveles perdidos porque esta bebida es rica en genisteína y daizteína. El consumo de la leche vegetal de soja no sólo está recomendado para mujeres, sino para los hombres. Las isoflavonas presentes en la soja detienen en agrandamiento de la glándula prostática en los hombres.

En La Despensa Encantada podrá encontrar leche vegetal de soja de diferentes marcas y en diferentes cantidades. Si quiere incorporar esta saludable bebida en su rutina de alimentación, dese un paseo por nuestro supermercado virtual.

COMPRAR LECHE VEGETAL DE SOJA